viernes, 18 de septiembre de 2009

Bajando de la luna de Paita


Bajando de la luna de Paita
La concesión del puerto de Paita es el tema más reclamado por los comentaristas. Para los que no manyan el asunto, la principal acusación es que el Estado bajó los requisitos para que el único postor -chileno, para mayor inri- se haga con el manejo de ese estratégico puerto.
Manuel Dammert ha señalado un total de “once ilegalidades” (pdf) en la concesión del puerto. Para que no se gasten, Otra Mirada resume las cinco más importantes.
Pueden encontrar un buen y ameno resumen del caso en Menos Canas, explicando lo que llama “los tres paitazos”, que tienen en común la falta de transparencia hasta de quién es la empresa ganadora.
Cayetana Aljovín, de Proinversión, estuvo en el programa de Hildebrandt (vean la primera y segunda parte) y se defendió bien, pero al final el Chato casi casi la hizo admitir que la única empresa postora (ergo, la ganadora) no es la ideal para administrar el puerto.
Es innegable la necesidad de repotenciar TODOS nuestros puertos, pero esta concesión ha tenido incidentes tan poco transparentes que lo mínimo que se puede hacer es no perder de vista el caso. Y ésta fue la hora de la perogrullada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario