viernes, 19 de febrero de 2010

Gobierno chantajea con la cédula viva

Fujimoristas están de acuerdo en eliminar cédula viva a policías y militares.
La vocera de la bancada nacionalista, Marisol Espinoza, dijo ayer a LA PRIMERA que plantear la derogatoria de la cédula viva para militares y policías es un chantaje del gobierno que quiere aplicar un “golpe bajo” a los uniformados por reclamar aumentos de sueldos y pensiones.
“La cédula viva es un derecho ganado por los policías y militares, y decir que se va eliminar porque de esa forma se podrá aumentar los sueldos de los efectivos en actividad es un ardid que busca dividirlos, es un cuentazo como el que nos quiere hacer creer la ministra Mercedes Aráoz al asegurarnos que no hay dinero suficiente en la caja fiscal. ¿Eso qué quiere decir? ¿que no hay plata? Entonces la ministra de Economía ha mentido al país diciendo otra cosa”, aseveró.
Espinoza exigió a la ministra de Economía, Mercedes Aráoz, mostrar el Plan de Reestructuración de las remuneraciones de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional que estudia el gobierno, porque nadie lo conoce “no vaya a ser un engaño más”.
Hay incapacidad por parte del Estado para cobrar. Sucede que cuando los grupos económicos de poder solicitan exoneraciones se les otorga, pero cuando las fuerzas del orden piden aumentos para tener una mejor calidad de vida, porque se lo merecen, no hay dinero, indicó.
Jorge Montoya, ex jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, también se opuso a la derogatoria de la cédula viva porque es un mecanismo creado debido al régimen especial de trabajo en las Fuerzas Armadas y la Policía; así como a la existencia de los pases al retiro anticipados. En tal sentido, pidió que el Congreso no la elimine.
Montoya refirió que la reestructuración de la escala salarial para los efectivos militares y policiales constituye un mecanismo viable para reflotar la Caja, ya que se incrementarán las aportaciones de manera significativa.
DETALLE
El vocero del Grupo Parlamentario Fujimorista, Rolando Sousa, dijo ayer que su grupo político se inclina por la eliminación progresiva de la cédula viva para militares y policías en un lapso no mayor de cinco años. Sousa precisó que dicha eliminación debe ser parte de la reestructuración de la escala salarial de ese sector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario