viernes, 22 de octubre de 2010

LA ECONOMÍA PERUANA EN MANOS DE LA OLIGARQUÍA NACIONAL

Como fieles y obedientes creyentes del Modelo Económico Neoliberal salvaje (MENs), las autoridades del actual gobierno peruano, han entregado el estado en servidumbre a los diáconos de esta religión. Entregando todo el control de nuestra economía nacional, a la oligarquía nacional, nombrando como Ministro de Economía y Finanzas, al Ing. Ismael Benavides Ferreyros , digno representante de los inversionistas bancarios y mineros, los sectores más beneficiados con el MENs y el boom minero, donde los banqueros tienen las más altas rentabilidades de nuestra región suramericana, y las grandes empresas mineras han resultado como las más privilegiadas, con rentabilidades anuales promedio de 40% , destacando las empresas de extracción auríferas (ORO), que han alcanzado rentabilidades de hasta 84%, pero en ningún caso, por una buena gestión empresarial ( productividad), sino por la súbita alza de las cotizaciones internacionales de estos minerales. Oponiéndose tajantemente, a cualquier intento de gravarlos con impuestos a las sobreganancias, como se aplican en Chile, Australia y Canadá, donde también reina la misma religión del modelo económico neoliberal; pero no salvaje.
Lo más peligroso, es la manera como estos dos grandes sectores de inversionistas, se han sabido posesionar en nuestra vida nacional, adquiriendo y financiando medios de comunicación; en todas sus modalidades ; pero aún, más alarmante instituyendo centros de formación superior, especialmente en post-grado , donde se les mentaliza, a los profesionales, para ser parte de la milicia para la defensa de esta religión ; que adora el dinero ; solo como para ser máquinas de producir más dinero, para sus empresas, y se les prepara, no solo en la utilización de viejas y arcaicas técnicas de las leyes del libre mercado, con dogmas primitivos, siendo la más salvaje, y anti natura, que el aumento de salario, solo genera inflación y desempleo. Pero, donde lo más importante, es sabotear cualquier intento de sindicalización de la masa laboral ; con el incondicional apoyo del gobierno; y recurriendo a la criminalización de los reclamos reivindicativos de sus trabajadores. mal ejemplo, que los medianos, pequeños y microempresarios, están aprendiendo aceleradamente, lejos de cumplir con nuestras leyes laborales yaa establecidas, para el respeto a nuestras normas laborales, salarios, beneficios laborales, condiciones y ambiente de trabajo adecuados, así como de las normas de seguridad para salvaguardar la integridad física de sus trabajadores.
Lo peor, son los extremistas religiosos defensores del MENs , que no tienen ya, ningún escrúpulo, para sostener que el Perú, debe multiplicar x 4, las inversiones en extracción minera, para aprovechar el boom minero, y de esa manera superar la producción minera de Chile, y multiplicar nuestros ingresos como exportador primario, para el beneficio de los pobres. Lo cual solo nos consolidaría, como exportador de materias primas, condenándonos, a seguir siendo una economía pobre, porque solo seguiremos siendo proveedores de materias para que otras economías como la China, puedan seguir generando fuentes de empleo, para el bienestar de sus respectivos pueblos, muy al margen de sus sistemas ideológicos de sus gobiernos.
Si esto, se cristaliza, como ya parece es la intención de estos fundamentalistas neoliberales , solo se consumará el saqueo indiscriminado de nuestros minerales , que solo dejará grandes socavones debajo de la tierra, como huella que algún día tuvimos riquezas; emulando al imperio incaico. Sin embargo, los países de economía planificada, como los europeos, a pesar de estar atravesando una grave crisis económica sistémica, teniendo recursos naturales, no se atreven a quemar todas sus naves, como, solo por citar dos ejemplos, Noruega y Rusia, uno con sus reservas de petróleo, y el otro de petróleo y gas, las siguen utilizando dosificadamente, y solo recurren a otro tipo de generación energética alterna. La única forma civilizada, hasta hoy, para generar fuentes de trabajo digno; es la industrialización, la agricultura, la agroindustria y todo tipo de actividad económica que consuma toda ó la mayor mano de obra hábil para trabajar ; con altos niveles de productividad; y con un salario digno. El pobre no quiere recibir pescado, solo necesita que se le enseñe a pescar. Para lo cual, no solo es necesario darles todas las ventajas, no solo tributarias y crediticias, a las grandes empresas nacionales ( oligopolios), nacionales como transnacionales, sino privilegiar a nuestras Mypes y Pymes, que son potencialmente, las mayores fuentes de trabajo, así como el estimulo y fomento estatal para la formación de cooperativas de producción. Para lo cual debemos comenzar por el mismo trato de los bancos para con las grandes empresas, que solo pagan entre 6 a 8% de intereses por préstamos, para con las Mypes y las Pymes.
En conclusión, es nuestra limitada y modesta opinión, que el modelo económico neoliberal salvaje, solo está condenando a los pobres a seguir siendo pobres. Más aun, todavía, ahora que CHINA, está evaluando bajar su nivel de compras de materias primas, lo cual no solo reducirá la demanda, sino empujará una baja de precios de minerales, perjudicando muy probablemente la producción minera en nuestro país, y por tanto repercutiría directamente en nuestros ingresos fiscales por exportaciones tradicionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario