martes, 18 de octubre de 2016

GARCÍA Y EL CHOQUE DE DOS MUNDOS

Claudia Cisneros
Uno termina de ver el reciente documental El choque de dos mundos (en cartelera ahora https://goo.gl/nntCaU ), y salvo que seas fujiaprista, la pregunta asalta: ¿cómo es posible que Alan García y Mercedes Cabanillas no estén en la cárcel por la matanza a la que llevaron entre peruanos? Policías usados como carne de cañón para defender la arbitrariedad extractivista. Nativos marginados sin ser consultados sobre el asalto en los territorios que sustentan sus vidas; menospreciados y ninguneados por García y compañía.
Uno no necesita ser peruano para comprender qué siniestro plan puso en marcha García con sus esbirros: lotizar la selva, venderla al mejor postor extractivista y desprestigiar a los nativos indígenas de las zona. Por eso escribió sus vergonzosos artículos del Perro del Hortelano: que la selva era de todos los peruanos (para lucrar), y no de unos cuantos “salvajes” enemigos del desarrollo. Por eso sus retrasados pensamientos oligárquicos vomitados en televisión llamándolos a ellos “retrasados” por creer en espíritus y apus ( https://goo.gl/P55Rjp ), cuando el cristianismo del que se jacta García es una creencia más entre otras. Cómo olvidar la impúdica frase escupida en TV nacional: no son ciudadanos de primera clase ( https://goo.gl/W0hhdU ).
Solo una persona abiertamente inteligente puede superar el prejuicio del desarrollo occidental como sabiduría suprema y única del mundo. Solo un enfermo de codicia puede convencerse –y tratar de convencer al resto– de que los nativos valen menos como personas. El desarrollo tiene más de una cara, y la cara del neoliberalismo ha probado ser perversa para las mayorías. El desarrollo planteado con humanidad e inclusión de todos tendría que considerar que los nativos tienen sus costumbres, creencias y sabidurías tan válidas como las mejores occidentales.
Lo del Perro del Hortelano fue una campaña ejecutada en pos del platanal que las transnacionales extractivas ofrecen. Y para hacerla posible García se propuso menospreciar y aplastar a los nativos, porque debajo suyo está el petróleo. Gente como García no se avergüenza de creer que el dinero es más importante que la vida (de otros).
La prueba es que las concesiones entre el 2006 y el 2010 se duplicaron, justo en el periodo de García se pasó de 11 millones de hectáreas a 21 millones de hectáreas en concesiones ( https://goo.gl/SnDEzt ). Lo que no tendría que ser malo per se, si es que el Estado se preocupara igual por los dividendos nacionales que por la integridad de sus gentes; si hubiera consultado previamente los decretos con los nativos implicados, como manda el Convenio 169 de la OIT. Y porque es sentido común y hasta lo más conveniente para cualquier proyecto.
En el documental El choque de dos mundos queda clarísimo que Alan García provocó a los nativos con sus ofensas y menosprecio. Que los provocó con los decretos que ponían en peligro su supervivencia y que nunca les fueron consultados como manda la ley. Queda claro que luego de iniciar su campaña de desprestigio contra los nativos en todos los medios de comunicación, embistió con los decretos y ordenó no derogarlos pese a los meses de protesta. Más aún, ignoró los intentos de diálogo hasta que hirviera la sangre nativa para que ellos aparezcan en los medios derechosos como salvajes obstruyendo carreteras (una victoria ha sido que la sentencia última reconozca ese derecho a la protesta https://goo.gl/bu1rQj ). El día del debate del Decreto 1090, Velásquez Quesquén lo boicoteó madrugando a los congresistas con una votación previa para suspender el debate, como evidencia la película. Y al día siguiente, oh casualidad, 5 de junio, Cabanillas por orden de García ejecuta un pésimo operativo de desalojo a sangre y fuego; dejando desguarnecidos a los policías en el monte, a merced de una turba ya descontrolada con las noticias de masacre abajo en la carretera. Y con el agravante de no haber mandado jamás ayuda a los policías en la Estación de Petroperú #6, secuestrados por otra turba encendida por las noticias de una “masacre por parte de la policía” en la Curva del Diablo.
En corto, Alan García mandó a su muerte a 34 peruanos, a masacrarse entre ellos. Por supuesto que los autores materiales de la muerte de cada uno los hermanos policías deben ser procesados. Igual que los que dispararon y quemaron a los hermanos nativos. Pero el verdadero instigador, intrigante urdidor de esta masacre entre peruanos ha sido García, secundado por su ministra Cabanillas. Así lo dicen hasta los propios familiares de los policías caídos (https://goo.gl/Wi4buL y https://goo.gl/OeuhfQ ) y la investigación del periodista y entonces congresista Guido Lombardi ( https://goo.gl/qu28FF ).

El Perú no puede pretender pasar a ser del primer mundo sin antes haber puesto tras las rejas a García y Cabanillas por autoría mediata por el asesinato de 34 peruanos.

domingo, 21 de agosto de 2016

SALA VILLA STEIN: VERGÜENZA NACIONAL


HASTA SE VESTIAN IGUALES

SALA VILLA STEIN: VERGÜENZA NACIONAL
Claudia Cisneros

Los fujimoristas jamás aprenderán a ganar limpiamente. Jamás jugarán limpiamente.

 No pueden. Porque son corruptos hasta la médula. Y los que no lo son, los apañan. ¿Es justo que un país que fue podrido por la corrupción que gerenció Fujimori y sus esbirros tenga que seguir manteniéndolos? ¿Es justo que el fujimorismo siga usando las reglas de juego de la democracia para continuar violentando instituciones y valores democráticos? ¿Por qué tenemos que aceptar que con las herramientas legales se perpetre una tremenda ilegalidad desde la instancia de poder que debería velar por la justicia? ¿Por qué tenemos que aceptar que un juez use el poder que los peruanos le cedemos para el resguardo –con honor y rectitud– de la confianza en las leyes que rigen nuestra convivencia social, destruya esa confianza e instrumentalice el poder de la justicia para injusticia que traiciona el espíritu de la ley?

Como señala Álvarez Rodrich, “Villa Stein pretende que todo el país le crea que Alberto Fujimori era, como Presidente, el mayor tetudo de la nación, pues siendo un conviviente de Montesinos en el local del SIN, no sabía nada de lo que pasaba...”( http://goo.gl/jdS2Kz ).

No solo Fujimori nunca fue un tetudo y estaba bajo total control y conocimiento de cada sol que se movía durante su dictadura, sino que en el caso específico de los aberrantes diarios chicha, existen evidencias irrefutables, como la propia firma de las resoluciones que permitían el desvío tramposo de fondos de los ministerios al oscuro SIN donde su Montesinos centralizaba todas las operaciones comerciales de la corrupción para su gobierno, con la anuencia, promoción, financiamiento y supervisión del gran jefe y dictador Alberto Fujimori.

Fujimori firmó las resoluciones supremas de desvío de fondos ( https://goo.gl/LG1blw ). Fujimori tenía montado un sistema mafioso y paralelo a la contabilidad oficial que le permitía robarse la plata del Estado y usarla para el perverso asistencialismo en las zonas más necesitadas, así como para sobornos y toda clase de negocios sucios como el de pagar 2 mil a 3 mil dólares por titulares y noticias inmundas y difamatorias contra sus opositores.

¿Cómo funcionaba este sistema de saqueo de fondos de Fujimori que le robó el futuro a tantos peruanos? El acucioso y siempre riguroso periodista Daniel Yovera ha puesto a disposición pública un conjunto de documentos reservados ( https://goo.gl/t8F1Cc ) que muestran cómo Fujimori y Montesinos camuflaban el desvío de fondos de los ministerios como “acciones sociales” o de “inteligencia”.

A través de “Notas informativas” llegaban los pedidos que Fujimori aprobaba con un “ok” escrito con su puño y letra. Luego su edecán canjeaba el documento por dinero en efectivo en el SIN firmando un recibo simple para la contabilidad interna. Así lo han confirmado en testimonios independientes el exjefe del SIN, Julio Salazar Monroe; el subjefe de la Casa Militar, Alan Federico Wong Yrarte; el ex subjefe de la Casa Militar, César Eloy Boullosa Ramírez; y el exjefe de la Casa Militar, Grl. Nazario Mercado Zedano. También los ex ministros José Villanueva Ruesta y César Saucedo testimoniaron que Fujimori dio la orden para desviar los dineros de sus ministerios. Y como recuerda José Alejandro Godoy ( http://goo.gl/kGclgR ) el asistente de Montesinos y capitán del ejército, Mario Ruiz Agüero, testificó que el propio Fujimori dictaba los titulares de los diarios para atacar a sus detractores ( http://goo.gl/hvA2Hm ).

Por eso, que la sala Villa Stein falle argumentando que Fujimori no sabía nada es de una flagrancia escandalosa.

Para nadie es secreto que Villa Stein es pro fujimorista, que ataca por redes  a veces de manera destemplada y sorprendente tratándose de un juez– a quienes criticamos al fujimorismo. Y está bien que sea lo que quiera. Pero lo que no está bien, y tenemos que ver cómo corregir, es que use las instancias de poder para impartir injusticia, degradar la institución judicial y promover que otros corruptos funcionarios tomen como antecedente este aberrante fallo para eludir responsabilidad cuando su firma los comprometa en claros actos corruptos. Este fallo judicial conspira contra la lucha anticorrupción, promueve la impunidad y traiciona a la justicia y al Perú. (Escrito desde la heroica y combativa Tacna en su 87 aniversario y por invitación de la recuperada Universidad Nacional Jorge Basadre en su 45 aniversario).

viernes, 13 de mayo de 2016

EL DIÁLOGO INTERAMERICANO, PROYECTO DEMOCRACIA.




Por Federico Gastón Addisi*

En el año 1982 se fundó el Diálogo Interamericano, a consecuencia de la guerra de Malvinas y ante el temor del no pago de la deuda externa por parte de los países Iberoamericanos, a raíz de las declaraciones del presidente de México, José López Portillo, de una moratoria a la deuda externa de ese país.
Diálogo Interamericano fue fundado por David Rockefeller y el gobierno de EEUU para planificar el fin de los gobiernos militares en la región y el establecimiento de democracias débiles o controladas. 
Lo que se escondía detrás de este propósito era la intención de destruir a las Fuerzas Armadas, socavar la soberanía de los estados nacionales, atacar a la Iglesia Católica, los sindicatos, la industria nacional, y toda fuerza orgánica e institucional que pudiera resistir los intentos por establecer un “nuevo orden mundial”.
El proyecto de desmilitarización de Iberoamérica se estableció formalmente como política de EEUU a partir de la mencionada crisis de 1982-83 en las relaciones con el resto del hemisferio.
Entre junio y agosto de 1982 se organizaron apresuradamente, tres seminarios sobre las repercusiones de la guerra de Malvinas para las relaciones interamericanas. De estos seminarios, y de las opiniones allí vertidas, surgió el Diálogo Interamericano. A su fundación concurrió la crema y nata del “establishment” liberal estadounidense. Dominaban el grupo los miembros de la Comisión Trilateral, con el ya citado Rockefeller a la cabeza, pero también asistieron Robert Mc Namara, Cyrus Vance y Elliot Richardson. Los bancos estaban representados por Donald Platten, presidente del Chemical Bank, y autoridades del Chase Manhattan, Midland, First Boston International, Bank o America, Morgan, etc.
Desde el principio el DI propuso crear estructuras supranacionales para vigilar las actividades de las fuerzas armadas y dirigir su “modernización”. En su primer informe, titulado “Las Américas en la encrucijada”, propusieron encargar a la Organización de los Estados Americanos la supervisión de la reestructuración de las FFAA, y que la política de los derechos humanos sirviese de pretexto para la intervención de la OEA en las distintas naciones del continente. De esta idea, surgió el principal pilar de la ideología o programa del Diálogo Interamericano para los países del hemisferio: “La acción multilateral cuidadosamente considerada, para proteger derechos humanos fundamentales, no es intervención sino obligación internacional”. Esta y otras medidas son conocidas como el “Proyecto Democracia”, que no es otra cosa que el temario global angloamericano. Oficialmente, dicho proyecto fue anunciado por Ronald Reagan en un discurso al parlamento británico el 8 de junio de 1982. Se llegaba a la conclusión de que el mundo entraba en un período de crisis económica y escasez de recursos que traerían inestabilidad política, por lo que era necesaria una nueva definición de la democracia así como también nuevas instituciones para defenderla.
Hacia 1986 se intensificó la campaña antimilitar del Proyecto Democracia encaminada a desmontar las instituciones militares iberoamericanas como eran hasta entonces. A través de un informe de ese mismo año se hace saber a los distintos gobiernos que era urgente reducir la participación militar en asuntos civiles y se exige un drástico recorte en cuanto a los recursos que podían destinarse a los militares. Pronto, las exigencias de los organismos multilaterales de crédito, como de las entidades bancarias en general, se concentrarían en condicionar el “préstamo” de dinero a nuestros gobiernos, en que el gasto en el área de defensa sea cada vez menor.
El modelo sugerido por el DI se radicalizó en diciembre de 1990, cuando el entonces presidente de EEUU, George Bush (padre), en una gira por el Cono Sur, bautizó el proyecto global de post guerra fría con el hoy famoso nombre de “nuevo orden mundial”. A este nuevo orden se llegaba sólo a través de la democracia; y era esta, la que había que imponer. Bush se permitió el regodeo de decir que gracias al DI, las naciones de América estaban al umbral de algo sin precedentes en el mundo; ser el primer hemisferio completamente democrático.
Como se ha dicho anteriormente, en abril de 1991, uno de los fundadores del DI, el Sr. Robert Mc. Namara, en un discurso ante el Banco Mundial (del que “casualmente” también fue presidente) exigió que las instituciones financieras internacionales condicionen sus ayudas a drásticas reducciones de los presupuestos militares de las naciones que recibían dichos beneficios. Mc Namara indicó que dichas reducciones acelerarían el proceso de sustitución de instituciones militares nacionales por fuerzas supranacionales de la ONU. La doctrina de seguridad del “nuevo orden mundial” debía ser la acción colectiva acorde con el modelo de intervención de la ONU en Irak en la Primera Guerra del Golfo.
Todas estas directivas se conocieron como el “Manual Bush”, originalmente un libro titulado “Los militares y la democracia”, cuyos redactores fueron Louis Goodman y Johanna Mendelson, y cuya primera traducción al castellano corresponde a Juan Rial y Carina Perelli, de quienes se sospecha trabajaban directamente bajo las órdenes del Departamento de Estado. En la obra comentada se fijaban los ejes que ya venían plasmándose a través del DI, y el Proyecto Democracia, todos elementos de una misma política: 
Reestructuración de las FFAA; recortes draconianos a su presupuesto; reducción del número de efectivos; abandono de la misión histórica de defender al Estado nacional; profesionalismo militar democrático, participación en fuerzas supranacionales y misiones de paz, etc.
Para poder ejecutar con mayor facilidad y alcance todas estas políticas, el proyecto buscaba cambios significativos en la carta de la Organización de los Estados Americanos (OEA), para darle a la misma “potestades intrusivas” en las naciones miembros, dentro de una gama de asuntos claves para la seguridad hemisférica como ser; el control de armamentos y tráfico de armas; los derechos humanos; el derecho de los pueblos originarios, la calidad y vigencia de las instituciones democráticas; protección del medio ambiente; narcotráfico, etc. Para lograr estos fines se propuso cambiar la carta para establecer mecanismos para poder suspender o expulsar de la OEA a cualquier país cuyo gobierno sea considerado “antidemocrático”; además, se buscaba colocar a la Junta Interamericana de Defensa bajo la autoridad directa de la OEA, con lo cual la JID podría transformarse en una fuerza militar supranacional desplegada por la OEA, al estilo de los “cascos azules” de la ONU.
El 8 de diciembre de 1992, en una conferencia de prensa en Washington, el Diálogo Interamericano dio a conocer su plan para modificar o eliminar el concepto de soberanía nacional. Dichas ideas se hallan en el informe conocido como “Convergencia y comunidad”, donde entre otras cosas se sugiere recortar el poder soberano del estado nación e ir otorgándoselo paulatinamente, en pos de una mayor democratización, a una red de instituciones supranacionales que cumplen un papel central en toda esta trama; las ONGs. De este modo se pretende avanzar en un proyecto de “soberanía limitada”, donde este límite sea la “defensa colectiva de la democracia”. En este contexto y no en otro; contra estos planes supranacionales y no para dar golpes de estado, deben entenderse los sucesivos levantamientos militares (Semana Santa, Monte Caseros, Villa Martelli, y 3 de diciembre).
Finalmente, la última gran avanzada del DI fue el planteamiento en la ONU, por parte del entonces secretario general, Boutros-Ghali, de la “Agenda para la paz”. Allí se reconoce el avance del capitalismo y del desarrollo económico en los países centrales, y el descontento y la posibilidad de “nuevos y feroces reclamos de nacionalismo y soberanía”, que resultarían inaceptables ya que “ha pasado el tiempo de la soberanía absoluta y exclusiva y es labor de los jefes de Estado entenderlo, y hallar un punto equidistante entre los requisitos de un buen gobierno nacional y los requisitos de un mundo cada vez más interdependiente”. Y la propuesta más osada quedaba para el final y decía que: “La ONU tiene derecho a intervenir en los asuntos internos de los Estados a fin de fomentar lo que ella considere democracia, como parte de la construcción de la paz, así no haya conflicto previo. Las Naciones Unidas tienen la obligación de desarrollar y suministrar, cuando se les solicite, apoyo a la transformación de estructuras y capacidades nacionales deficientes, y al fortalecimiento de nuevas instituciones democráticas. La autoridad del sistema de las Naciones Unidas para actuar en este campo dependería del consenso de que la paz social es tan importante como la paz estratégica o política. Hay una obvia conexión entre la práctica democrática y el logro de la verdadera paz y seguridad en cualquier orden político nuevo y estable”.
Bajo esta agenda de sumisión; Tratados de Madrid (1990) mediante, nos encontramos en la actualidad.
*FEDERICO GASTON ADDISI es dirigente justicialista (historiador y escritor), director de Cultura de la Fundación Rucci en CGT, miembro del Instituto de Revisionismo Historico J. M. de Rosas, miembro del Instituto de Filosofía INFIP, diplomado en Antropología Cristiana (FASTA) y diplomado en Relaciones Internaciones (UAI).
Fuente: NCN
Circulan correos en que se menciona el apoyo de PPK a las propuesta que se debatieron ahí en 1982, por lo que sería bueno que explique su participación y su compromiso en contra de las FFAA y de la soberanía nacional.

domingo, 13 de marzo de 2016

JNE: EL FUJIMORISMO DE LOS 90 ESTÁ DE VUELTA




El fujimorismo de Alberto encarnado hoy en Keiko: los mismos abusos, privilegios, truculencias y asoma otra vez el control en medios de prensa, como en los 90. Ayer, tras la contundente marcha pacífica contra Keiko una conductora de TV tiene el prejuicio y desatino de sugerir, como preguntando, si en la marcha hay terrucos. Mismo discurso fujimorista contra quienes los repudian. Pudimos saber gracias al periodista Ángel Paez quién lo consignó en twitter: "Relatora de noticias pregunta a reportero si “está el Movadef en la marcha anti Keiko". No parece ser casual que se trate de la misma conductora que presentaba recetas de cocina en América TV cuando la podredumbre fujimontesinista era obvia, aferrándose a su puesto de trabajo, silbando al techo. 
 Otro ejemplo, el noticiero nocturno de Latina.  Esta vez fue Eduardo Adrianzen quien dio la voz de alerta por twitter sobre los tendenciosos titulares de este noticiero: “Persiguen a choro, golpean a Tomate y elefante marino: titulares de @Latina_pe. (Para ellos) NO existió la marcha. Confirmado: volvimos al 2000”. Ese es el noticiero conducido por la periodista preferida y más conspicua del fujimorismo de los 90, Mónica Delta ( https://goo.gl/hM6eMG ), pero esa noche estuvo Maritere Braschi ( http://goo.gl/gGFw9h ), esposa en los 90 del empresario vinculado a Montesinos, Mendel Winter, el que estuvo en la salita del SIN y quien confesó “que había un contrato (con Montesinos por el manejo editorial de Frecuencia Latina).”( http://goo.gl/WAKwPb ).
 La portada del diario El Comercio, tras la impresionante marcha antikeiko, se parece mucho a los titulares del noticiero de Latina. En un pequeño recuadro se lee sobre la marcha contra Keiko, pero decidieron darle prioridad fotográfica al elefante marino, ignorando la imponente marcha pacífica de miles contra la candidata que lidera encuestas.
 Los mastines del fujimorismo, los que creen en o temen su poder, cancerberos de lo peor de la política de nuestro país -junto con el descompuesto alanismo del Apra– han salido con el libreto de siempre ante el despertar de los ciudadanos de todo el país que vienen repudiando a Keiko en cuanto mitin aparece: nos llaman terroristas, intolerantes y hasta (tienen la ostra de decirnos) antidemocráticos; nos llaman violentos o deslizan “inocentemente” que somos del Movadef.
 Los mastines del fujimorismo, los que creen en o temen su poder, cancerberos de lo peor de la política de nuestro país -junto con el descompuesto alanismo del Apra– llaman a los antikeiko: terroristas, intolerantes y hasta antidemocráticos; dicen que son violentos o deslizan “inocentemente” que somos del Movadef.
 ¿Intolerantes? ¡Por supuesto! ¡Intolerantes a la podredumbre que representan! Porque todo lo degradan a su paso: las instituciones, la política, las leyes, los derechos. Nada se salva, solo sus cómplices avaladores, como lo hizo antes su padre, y lo hace ahora la hija, incapaz de aceptar que su padre purga una justa condena, y persiste en seguir poniéndolo y poniéndose por encima de la ley y la justicia. 
 Es tragicómico ver a profujimoristas defender a Keiko tras haber criticado a los nuevos candidatos por inexpertos. Porque, vamos ¿qué ha hecho Keiko a título personal para merecer ese 30%? Nada. ¿Experiencia en qué tiene para creerse en capacidad de dirigir un país? Pese a ser mantenida por su partido ni siquiera ha liderado la oposición en momentos cruciales del país.
 ¿Qué hizo después de no ganar las elecciones de 2011? ¿Si quiera una acción sostenida que muestre alguna real vocación de servicio al país? ¿A qué se ha dedicado todos estos años que sea muestra de preocupación auténtica por el Perú?
 Además de haber faltado 500 días al congreso cuando fue parlamentaria en 2006 (http://goo.gl/pUfqHy), el único capital de Keiko y razón de su 30% es su apellido, es por lo que su apellido moviliza en los poderes fácticos y en los muy humildes de los que se aprovechan, que recuerdan con nostalgia la mejor época para su supervivencia, cuando algo era mejor que nada.
 ¿Su CV? Fue primera dama de la corrupción, no se inmutó por las torturas denunciadas por su madre ( https://goo.gl/sWZvxG ), defendió con su silencio a Montesinos (luego lo haría en TV nacional: “no me consta que Montesinos haya cometido esos delitos” https://goo.gl/6dUKLr ). ¿Su CV? La intermediación para que su padre indulte a 2 procesadas por narcotráfico. Keiko como primera dama visitó en el penal a Isabel y Mariana Martínez a quienes la policía encontró más de 353 kg de cocaína  en sacos de harina de pescado de la pesquera Hayduk (http://goo.gl/pH5UPU). Dos meses después  Fujimori indultó a las 2 hijas de Eudocio Martínez, acusado por narcotráfico, y quien más adelante aportó 10,000 dólares a la campaña congresal de Keiko en 2006 ( http://goo.gl/sWtyzQ ).
 ¿Infeliz coincidencia con el caso de su hermano Kenji? La policía halló 100 kg de cocaína en el almacén de una empresa fundada por él y de la que según el principal implicado y ex candidato fujimorista, Kenji seguía siendo accionista ( http://goo.gl/QNQISu ). ¿Cómo han hecho los hermanos Fujimori para librarse de la justicia? Ver acá:  http://goo.gl/tYjozq .
 Es saludable ser intolerante con lo putrefacto. “El fujimorismo no es una corriente política. Es una propuesta delictiva “, ha dicho César Hildebrandt ( http://goo.gl/V6MiYH ). Las rifas truchas de ayer son los cocteles turbios de hoy ( http://goo.gl/4uxNkP ). El clientelismo de su padre, reflejado hoy en la campaña de la hija entregando dinero y víveres a cambio de votos.
Keiko enfrenta la posibilidad de ser tachada por infringir el artículo 42 de la ley de partidos. No solo su 2do vicepresidente ha sido captado en video regalando víveres en plena campaña (http://goo.gl/1Fz42p), y los fujimoristas captados haciendo que mujeres humildes juren votar por Keiko a cambio de regalos (https://goo.gl/IEkRsq), sino que  la misma Keiko ha sido denunciada por entregar dinero en plena campaña proselitista en febrero último ( http://goo.gl/8UoZ9t ). La ley es clara y dice que está prohibido dar plata o dádivas no solo directamente sino también a través de terceros.
Si la tacha a Keiko no procede en el JNE, quedará en absoluta evidencia la falta de neutralidad y el favoritismo del JNE que por una falta similar ha tachado bien a Acuña. Si la ley no se aplica en Keiko como en Acuña, todo esto habrá sido una gran farsa y el JNE debería ser tachado por su injerencia en el proceso electoral eligiendo arbitrariamente a quién sacar y a quién dejar. Como peruana apoyé antes y seguiré apoyando el voto antifujimorista por una sencilla razón: Keiko ES Fujimori. Fujimori es corrupción segura para el país. Nos vemos el 5 de abril en las calles.

jueves, 10 de marzo de 2016

EL SUBVERSIVO GUZMAN


JULIO GUZMÁN


Johnny Montalvo
El ex candidato Julio Guzmán ha rechazado la decisión del Jurado Nacional de Elecciones que lo excluye del proceso electoral por no haberse respetado las normas de democracia interna en el Partido Todos por el Perú. Guzmán (como si él mismo fuese un Tribunal Constitucional) ha considerado “ilegal” e “inconstitucional” el fallo. 
Al no aceptar la decisión del máximo ente electoral, Guzmán pretende alterar el sistema político peruano. Sus anteriores llamados a movilizaciones en contra de las decisiones del JEE o del JNE adversas a su candidatura ya tenían el germen del desacato a cualquier decisión que no permitiera su candidatura presidencial.
Muchos criticaran al JNE por haber prolongado la exclusión de este candidato por casi un mes, pero más indignación debería causar el hecho que Guzmán haya demostrado tener un ego colosal (mayor que el de García) al pretender representar a “varios millones de peruanos” (¿Dónde estuvieron el día que el JNE lo excluyó de la contienda electoral y él no llamó a que se movilizaran? Ningún ciudadano se “indignó” ante esa decisión del JNE) y al amenazar con desconocer el fallo del JNE como si él mismo estuviese por encima de todo el sistema electoral que tanto costó construir (o reconstruir) después de la década de los noventa.
Guzmán ha reconocido muchas veces que se cometieron errores “administrativos” dentro del Partido por el cual postula, pero que eso no debería tener como consecuencia la exclusión de su candidatura ya que debería predominar el respeto a su derecho constitucional de participación política. Guzmán señala que sólo en regímenes autoritarios se excluye a candidatos por cuestiones “menores” o “administrativas”. Es decir, para Guzmán las reglas de juego establecidas en la Ley Orgánica de Elecciones son letra muerta. En este sentido con su rechazo al fallo del JNE, Guzmán se convierte en un subversivo, ya que pretende alterar la estabilidad política del país. Menospreciando el principio de igualdad en el proceso (todos los candidatos se someten a las mismas reglas) Guzmán pretende que se ignore sus “errores” y que sea aceptada su postulación aunque a todos los demás candidatos se les haya exigido cumplir con todas las reglas establecidas por Ley. 
El ex candidato Guzmán está desafiando al Estado de Derecho. Si continuara su negativa a aceptar los fallos del máximo ente electoral estaría poniéndose al margen de la Ley. ¿Estarán digitando desde Palacio ese intento de enturbiar el proceso electoral a fin de que se posterguen las elecciones? ¿A quién beneficia realmente todo ese proceder subversivo de Guzmán?
 Lima, 10 de marzo de 2016.
De: Johnny Montalvo <jvmontalvo21@yahoo.es>
Fecha: 10 de marzo de 2016, 16:53
Asunto:  CARLOS PACCHIONI 1 <carlos.pacchioni@gmail.com>, 

martes, 8 de marzo de 2016

ALARMA TRUMP


DONALD TRUMP


Apreciado Johnson,
Leí ayer, como cada domingo, tu blog: http://mundojuridico1.blogspot.com/
El cavernícola del s. XXI, Donald Trump(oso), va a ser, ineluctablemente, presidente del yanquimperio. Esto parece ya más un hecho que una especulación de pitonisa.
Tal vez sea mejor que esto suceda de una buena vez para que así el país del tío Sam se desnude ante los ojos del mundo entero y muestre a los hombres de cada rincón del orbe su verdadero rostro: el rostro genocida del mal. Además, en buena cuenta, los EE.UU. hace largo tiempo que hacen todo lo que Trump(oso) ofrece hacer, vociferante, de llegar a ocupar el sillón del salón oval en The White House. Sólo que hoy lo hacen procurando hacer menos ruido, más silenciosamente o, en el peor de los casos, a medias voces, agazapados bajo el manto de la impunidad que la oscuridad de la noche de la historia [basada en un orden estupidizado que ha sido construido cuidadosamente a punta de machacazos cerebrales que los medios de comunicación inyectan con grandes dosis de imbecilización social y con un sistema educativo que adormece las consciencias antes que abrirlas y liberarlas, todo lo que va directo a las estructuras cerebrales de las personalidades de miles de millones de hombres que se sientan sobre sus cabezas y prefieren taparse los ojos ante la tragedia que asola el mundo] le provee, y tras siete puertas blindadas que los protegen de todos.
Que Donald Trump(oso) gane las elecciones yanquis para que, como país, EE.UU. sincere el proceder de su existencia.. Que cuando sea presidente le declare la guerra a la Corea del Norte del imbécil de Kim Jong-un. Que ordene disparar 10 misiles nucleares a ese paisito asiático al que le llegó con letras invertidas la campaña de las cien flores de Mao Zedong, y que demuestre que todos los demás países del mundo debemos temblar ante su gran poder destructor, para arrodillarnos luego ante él. Que ordene luego que los detenidos que puedan haber [en el caso que no hayan logrado ejecutar extrajudicialmente a todos los soldados que responden a un demente como Kim] sean procesados con tratamiento de guerra al estilo Vietnam. Que después de ganada esta guerra de tres días, envalentonado y fortalecido sobre sí mismo con semejante esforzado triunfo, le meta una patada en el culo a Obama, lo acuse de traición a la patria por su política internacional con Cuba, refuerce con drasticidad la Ley Helms-Burton, reorganice y extienda la prisión de Guantánamo para enjaular y torturar allí, con la técnica del waterboarding, a cubanos y al mismo Obama -ese maldito negro maloliente que se atrevió a salir de Harlem para ser presidente del "mejor país del mundo"- y a sus compinches; y que me meta también a mí por escribir estas blasfemias en su contra.
Que una vez convierta a Cuba en su isla de veraneo de pleniaño, se disponga a hacer movidas de ajedrez en el tablero sudamericano, colocando a quien mejor responda a sus intereses [si son pro-sionistas, mejor; y tal vez así Julio Guzmán encuentre la bendición de Trump(oso) y llegue a convertirse en su niño consentido cuya faz le recuerde el aspecto y la ternura de Eddie Munster], recogiendo aliaditos, pequeños para él aunque grandes en sus republiquetas bananeras, como Dionisito Romero aquí en Perú y Marcelo Odebrecht y Otavio Marques de Azevedo en Brasil, esos esforzados pero malentendidos empresarios que saben lo difícil y sacrificado que puede resultar hacer empresa en un mundo como el de hoy, gobernado por comunistas asolapados, enemigos del desarrollo, retrógrados por vocación e idiotas por naturaleza que se fijan en pequeñeces [sobre todo en esos pequeños obsequios de gratitud que sañosamente y con mala leche llamam "coyma"] y se resisten a ver que los países del tercer mundo casi han dejado de serlo merced al gran desarrollo industrial que ellos, los nobles empresarios, contra todo esfuerzo marxista, han logrado erigir, razón más que suficiente para hacer gala del viejo dicho que reza "el fin justifica los medios", summum de la moral realista. Nunca nadie como ellos, los dinámicos y corajudos empresarios sudamericanos, pudo aprehender y comprender mejor la falsa pero certera "lectura" del viejo Niccolo Machiavelli para expandir el capitalismo que, como el rey Midas, todo lo aurifica, esto es, todo lo moderniza, una vez lo toca.
Que ordene una invasión a la isla, pero no a través de Bahía de Cochinos, sino por vía aérea y rodeando los 32 flancos que la componen perimétricamente. Que prepare luego, inmediatamente después, un grupo de asalto a lo Rambo para cazar a Raúl y ejecutarlo en el acto, sin olvidar que es preciso aún en estos tiempos detener el cadáver viviente de Fidel para procesarlo en un justo y democrático tribunal americano por "crímenes de lesa humanidad". Que ese grupo sea integrado por los marines que creen que más allá al sur de la frontera de su "gran país", sólo hay una tierra uniforme que se llama México y se extiende hasta los confines del planeta donde se encuentran los hermanos omnívoros de Leviathan, todos ellos enemigos de la seguridad nacional de los EE.UU., la tierra de las oportunidades [razón de más para aniquilarlos, sea cual fuere su forma y dimensión], así como cuando Harrison Ford, en Indiana Jones IV, encuentra mariachis en Lima y pregunta por la ubicación de Pancho Villa en Los Andes.
Que deje Europa para los europeos [menos el Vaticano al cual convertirá en museo personal que recuerde que hubo una época de esplendor de la necedad católica] en consideración a sus antepasados americanos que de allí provienen, venda en subasta pública el África a los laboratorios que pueden incubar nuevas enfermedades con los infrahumanos que viven allí, en busca de nuevas vacunas y medicamentos salvadores, extermine de una buena vez a los herejes islámicos, barra a los rasgados del Asia y cuadre a China y a la Rusia de Putin, recordándoles que del polvo comunista vienen y a ese polvo serán reducidos si no se ponen en su sitio.
Que gobierne Trump(oso) y construya no un muro, sino miles en todo el mundo... Que lo haga de una vez. Ya veremos más tarde cómo Goliat será derrotado por segunda vez.
La llegada de Trump(oso), educado en The Trump(oso) University y formado en los callejones humeantes y malolientes de San Francisco, a la Casa Blanca, marcará el inicio de la era de la verdad sin máscaras. Y la verdad es esta: EE.UU. es enemigo de la humanidad.
Si las profecías que hablan del anticristo son ciertas, ellas tratan sobre este animal... político; esta bestia hecha persona: Donald Trump(oso). Sólo que todas ellas se equivocan al ubicarlo en el oriente asiático. Su ubicación verdadera habrá de estar pronto en el oriente norteamericano: en Washington D.C.
Trump(oso), que al igual que su partner Ted Cruz, ese fanático enfermo de la estupidez hecha religión, habla impertérrito y apodíctico como si fuese un profeta, un elegido, invocando a Dios y a Jesucristo su hijo, es el verdadero lobo disfrazado de cordero. Es la bestia tatuada con el signo bíblico, el 6-6-6. Es el anticristo que "abrirá los ojos" al mundo gracias a los desmanes que generará en la tierra. Por eso tiene aceptación, por eso gusta a la gente de su país, por eso lo ovacionan y por ganará las elecciones. Así se verificará, en él, la verdad que encierra Apocalipsis 13:8. Estamos advertidos de la necesidad de enfrentar a esta bestia cuya presencia amenaza. Bestia en doble sentido.
Dixi et salvavi animam meam. ¡Amén, carajo!
Luis Alberto