martes, 5 de noviembre de 2013

MARTHA CHÁVEZ: ¿LA VENGADORA?


Creo que es ocioso ahondar en las descalificaciones de la congresista Martha Chávez para coordinar una Comisión de Derechos Humanos en el Congreso. Se dice que es “solo” para “monitorear” las recomendaciones de la CVR y para ver el tema de los derechos humanos de los peruanos que han migrado.
Falso: también es para darles seguimiento y (OJO) “aprobación” de las respuestas que el Estado dé a los requerimientos ante instancias internacionales. Eso significa que le han dado en bandeja lo que siempre ha querido el fujimorismo: carta blanca para perseguir a los miembros de la CVR bajo el cuento del gasto de dinero, para desprestigiar al Informe Final de la CVR y tratar de retroceder todos los pocos avances que ha tenido, de paralizar los proyectos vinculados a reparaciones, memoria y justicia; pero, sobre todo, para “aprobar” la labor de los procuradores supranacionales cuando van a la Corte o a la Comisión Interamericana.
No olvidemos que Martha Chávez estuvo a favor de que el Perú se retire del Pacto de San José.
Como señaló este mismo diario en su editorial de ayer, usando una metáfora lo suficientemente plástica para entenderla, Chávez “asume el cargo de ‘coordinadora’ […] con un cuchillo entre los dientes y lista al ajuste de cuentas, como en sus tristes épocas de gonfalonera de la dictadura”.
Martha Chávez suele denominar a medio mundo “terrorista” porque no tiene otros argumentos para desacreditar a sus opositores.
Por supuesto que los primeros que están en su lista han sido los miembros de la CVR, pero no olvidemos que comparó a Ollanta Humala, el día que juramentó como presidente del Perú, con Abimael Guzmán “porque también torpedea la democracia, por eso están a la par, porque quiere hacer saltar en pedazos el orden constitucional”. ¿No es acaso ella quien mejor torpedeará los pocos avances en DDHH como vendetta ante la negación del arresto domiciliario?
Lourdes Flores, totalmente errada, ha dicho que estarán ellos, los congresistas del PPC, dispuestos a monitorear su labor, pero que le dejen “la ventaja de la duda”. Me pregunto: ¿puede existir alguna duda sobre la trayectoria “derechohumanista” de Martha Chávez? Ninguna. Ella no defiende, no ha defendido, ni defenderá los derechos humanos de los peruanos sino sus intereses fujimoristas, ergo, la amnistía a los “Colina”, el indulto a Fujimori y la justificación de “excesos” cuando se trató de una política de ese Estado putrefacto que gobernó su líder. Ejercer la política de la mejor manera, como deben hacerlo los pepecistas, no necesariamente es extenderle la confianza a un opositor en situaciones como esta. Ningún grupo parlamentario debe de supeditar sus valores a un arreglo que, como la repartija, no tienen en consideración que los ciudadanos estamos atentos a estas componendas. 
La defensa de los derechos humanos no solo se asienta en los convenios internacionales o en las normas, sino en la claridad de sus preceptos, en la idoneidad moral de los funcionarios designados a defenderlos, precisamente para que los procedimientos por los cuales se garantizan los derechos no dejen en la impunidad la violación de los mismos.
Cabe preguntarse, ¿por qué se ha elegido a Martha Chávez como coordinadora de esta comisión?
Heriberto Benítez primero lo justificó y ahora, al darse cuenta de la reacción ciudadana, ha reculado. ¿Qué opinan los otros congresistas que no son de Fuerza Popular?, ¿de qué se trata todo este asunto?
Rocío Silva Santisteban
La.Republica.pe

No hay comentarios:

Publicar un comentario