domingo, 18 de octubre de 2015

MARISOL ESPINOZA: “LA CARTA FUE ENVIADA A QUIEN CORRESPONDÍA”

¿QUIENES SON LOS TRAIDORES?
Precisión. Desde Bruselas, la vicepresidenta rebatió así al jefe de Estado, quien afirmó que no le dijo nada de su renuncia. Ella habría anunciado que se iría hace tres meses.
Escribe: María Elena Castillo
Fuerte y claro respondió la vicepresidenta Marisol Espinoza y deslindó con el jefe de Estado, Ollanta Humala, quien ayer afirmó que nunca le comunicó sobre su intención de alejarse definitivamente del Partido Nacionalista Peruano.
"La carta (de renuncia) fue enviada a los canales correspondientes y a quien correspondía. Esa es la formalidad", respondió vía Whatsapp desde Bruselas al diario El Tiempo, de Piura, donde ella ejerció el periodismo durante más de una década.
Con esta frase despejó todas las sombras que, desde un inicio, echaron varios representantes del oficialismo a su decisión de apartarse del partido de Gobierno.
En el nacionalismo aseguraron casi al unísono que Espinoza nunca les dijo nada, y ayer lo hizo el mismo Humala desde Palacio de Gobierno, a través del canal del Estado.
"Jamás me ha comunicado esto, y tengo entendido que tampoco le ha informado a la presidenta del partido", manifestó, refiriéndose a su esposa Nadine Heredia.
Incluso aseveró que, posteriormente a la renuncia -fechada el 8 de setiembre último- los tres se reunieron en varias oportunidades en Palacio de Gobierno para hablar de temas políticos, pero que en ningún momento les comentó ni insinuó su deseo de apartarse del Partido Nacionalista.
"Para nosotros es un tema poco claro, y creemos que la señora congresista Marisol Espinoza es la que tiene que aclararlo", refirió el jefe de Estado.
"Si estuviera en una situación así, en primer lugar informaría al presidente de la República, a la presidenta del partido, y no lo haría por escrito sino personalmente", remarcó.
No la dejaban
La República conversó con personas cercanas a Espinoza, quienes confirmaron que hace tres meses la vicepresidenta había informado a Humala su deseo de dejar del partido 
Varias fuentes coincidieron en que el mandatario trató de disuadirla, pero ante la firmeza de su resolución, le solicitó que espere hasta noviembre, precisamente el mes en que el jefe de Estado debía convocar al proceso electoral de 2016.
Sin embargo, ello le habría cerrado todas las puertas a postular en los comicios del próximo año, por lo que espero lo más que pudo: dos días antes de vencerse el plazo para que renuncien a su filiación política aquellos que quieran candidatear al Congreso o al Parlamento Andino.
Ante la negativa del mandatario de aceptar sus argumentos, Espinoza escribió su carta de renuncia irrevocable y la entregó el 8 de setiembre a la Mesa de Partes del Partido Nacionalista.
Resulta extraño, dijeron, que ahora el mandatario diga que ni él ni su esposa sabían nada. Espinoza regresará mañana a Lima y podrá explicar lo que pasó.
Más de una agrupación política le ha propuesto ser su candidata
Varias agrupaciones políticas han tratado de convencer a la vicepresidenta y congresista Marisol Espinoza de sumarse a sus filas para las elecciones generales del próximo año.
Una de ellas fue Ciudadanos por el Cambio, cuyos representantes declararon públicamente que verían con buenos ojos una posible candidatura suya.
Fuentes cercanas revelaron que en los últimos nueve meses tuvieron algunas conversaciones privadas al respecto, y que si bien al principio Espinoza agradecía y rechazaba esa posibilidad, en los últimos tiempos su negativa no ha sido tan tajante.
El viernes, ni bien se conoció de su renuncia al partido, el congresista Víctor Andrés García Belaunde dijo que sería bienvenida a su partido. Ayer confirmó que se reunirán con ella para conversar sobre el tema.
Según el JNE, renuncia a su militancia no afecta la gobernabilidad
Marisol Espinoza es y seguirá siendo la vicepresidenta de la República. El titular del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Francisco Távara, expresa que su alejamiento de la militancia del partido de Gobierno no alcanza al cargo para el que fue elegida en 2011, con los votos de la ciudadanía, ni genera inestabilidad al país.
"Su renuncia al partido no tiene ninguna implicancia legal a su condición de vicepresidenta. No se afecta la gobernabilidad en absoluto", sostuvo en diálogo con La República.
Precisó que, entonces, la también congresista puede quedar a cargo del despacho presidencial, como tradicionalmente se ha hecho, cuando el mandatario Ollanta Humala viaja fuera del país.
"Su condición de presidenta de la República, elegida democráticamente, no se afecta de modo alguno con su renuncia al partido", insistió.
De forma enfática, Távara descartó que el presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, pueda quedarse en su lugar.
"Eso sería irregular. Ella es la vicepresidenta hasta que acabe el periodo gubernametal", refirió, aclarando que ella puede ejercer el cargo en reemplazo de Humala esté en Lima o en otra parte del país.
Por su parte, el abogado experto en temas electorales, Julio César Castiglioni, explicó que Espinoza tiene pleno derecho de postular al Congreso o al Parlamento Andino por una agrupación distinta al nacionalismo, ya que renunció antes de vencerse el plazo establecido por ley.
Precisó que la norma establece que se presente la carta ante la agrupación política, la cual deben enviarlo al JNE. Sin embargo, si no lo hace, la persona interesada puede llevarla personalmente.
Es decir, apenas Espinoza lleve su copia al ente electoral, estará lista para asumir una nueva candidatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario