martes, 11 de junio de 2013

JUEZA INICIA PROCESO A LOS FUJIMORI POR TRASIEGO DE DINERO DE DUDOSO ORIGEN

EL CAJERO. Víctor Aritomi manejó las donaciones japonesas en el gobierno de su cuñado.
Magistrada Nayko Coronado Salazar abrió juicio a Víctor Aritomi, Rosa Fujimori y Myriam Aritomi por transferencias de Japón al Perú y de Perú al extranjero por más de un millón de dólares obtenidos ilícitamente de donaciones niponas a la ONG Apenkai. Cuentas están relacionadas con operaciones financieras a favor de Keiko Fujimori y su hermano Kenyi.
Ángel Páez.
Nunca es tarde. Las autoridades judiciales han reemprendido la búsqueda de las cuentas de la familia Fujimori, una asignación pendiente desde hace más de una década, frustrada en gran parte por dilaciones, obstáculos y evasiones de los implicados.
El último miércoles 8 de mayo, la jueza Nayko Coronado Salazar esperaba en su despacho al ex embajador del Perú en Japón, Víctor Aritomi Shinto, a su esposa, Rosa Fujimori Fujimori, hermana del ex presidente Alberto Fujimori, y a la hija de ambos, Myriam Aritomi Fujimori. Los había citado a las 8 y 30 de la mañana para dar comienzo al proceso que emprendió contra los tres por el grave delito de enriquecimiento ilícito. Nunca llegaron.
Probablemente creyeron que las autoridades judiciales peruanas se olvidaron de ellos. Pero se equivocaron. Tienen cuentas pendientes ante los tribunales para responder por fondos de dudosa procedencia que nunca declararon.
La jueza Coronado, titular del Tercer Juzgado Unipersonal de Lima, se tomó el trabajo de remitir las notificaciones a los actuales domicilios de los acusados: Víctor Aritomi y Rosa Fujimori, que viven en el distrito de Fukusawa, en la zona de Setagaya, en Tokio; y Myriam Aritomi, residente en el distrito de Asahi-Ku, en la ciudad de Yokohama, capital de la prefectura de Kanagawa.
Pero los encausados ni siquiera acreditaron un abogado defensor, en un evidente gesto de desprecio a la justicia de su país. Ambos son protegidos por el gobierno de Japón debido a que se han acogido a la nacionalidad de dicho país. Desde hace más de diez años los tres se encuentran en condición de prófugos de la justicia.
De acuerdo con el expediente del caso, el Ministerio Público ha documentado, basado en reportes financieros y bancarios obtenidos por mandato judicial, que entre 1990 y el 2000, periodo en el que ejerció Aritomi las funciones de embajador, transfirió desde cuentas de Japón a bancos del Perú, y desde el Perú a Japón y otros países, 1 millón 057 mil 272 dólares.
Según informes de la Cancillería peruana, por ejercer el papel de embajador Aritomi obtuvo ingresos por 1 millón 457 mil 660 dólares.
Aritomi y su esposa, que no contaban con negocios conocidos que les retribuyeran ingresos para generar ahorros o ganancias, no han sabido explicar a las autoridades de dónde han obtenido el dinero de las transferencias que se hicieron cuando el cuñado de Fujimori era funcionario público. La presunción es que el origen de los fondos es ilegal.
RETRATO DE FAMILIA
"Aritomi ha efectuado movimientos de significativos montos de dinero de sus cuentas bancarias que no guardan relación con los ingresos que obtuvo como embajador en el Japón", señala el auto de procesamiento. "No obran elementos de prueba sobre actividades económicas (de Víctor Aritomi, su cónyuge Rosa Fujimori y su hija Myriam Aritomi) que justifiquen las importantes transferencias de dinero. El análisis financiero aplicado no ha podido establecer el origen de los fondos remesados del exterior al Perú y del Perú al exterior por los investigados".
Las autoridades han detectado que la mayoría de operaciones bancarias y financieras de los tres enjuiciados se efectuaron desde o hacia cuentas de la pareja de esposos en el Bank of Tokio, de Japón, y en el NBK Bank, de Lima.
La jueza Nayko Coronado cuenta con valiosa información sobre la ubicación de las cuentas en los mencionados bancos y otros, como el Chase Manhattan Bank, de Nueva York; y el Banco do Brasil, en sus oficinas de Tokio y Panamá. Con el propósito de establecer quiénes eran los beneficiarios finales de las transferencias que hicieron Aritomi, su esposa y su hija, la magistrada ha previsto requerir judicialmente los datos a los bancos, algo que no se había hecho hasta la fecha. Según el expediente, se han obtenido indicios de que el dinero de origen incierto ha terminado en cuentas o en manos de miembros de la familia Fujimori.
De las cuentas de Víctor Aritomi se han extendido cheques a nombre de Alberto Fujimori. De hecho, en 1996 Rosa Fujimori le entregó 150 mil dólares supuestamente para pagar los estudios de Keiko Fujimori, como ella misma lo ha admitido.
En 1999, Kenji Fujimori le entregó un cheque por 83 mil 687 dólares a su tío Víctor Aritomi, quien a su vez lo depositó en el Chase Manhattan Bank, de Nueva York, y luego transfirió el monto a otra cuenta en el Banco do Brasil, con oficinas en Panamá.
TODO ESTÁ CONECTADO
Incluso la madre del ex mandatario, Mutsue Inomoto de Fujimori, aparece relacionada con el trasiego de dinero. El 12 de enero de 1999, Rosa Fujimori remitió desde una cuenta mancomunada con su madre Mutsue Fujimori, en el NBK Bank de Lima, 172 mil 551 dólares con destino a una cuenta a nombre de la misma Rosa Fujimori en la sucursal del Banco do Brasil, en Tokio.
Solo ellos saben de dónde salió el dinero de las transferencias, pero se niegan a enfrentarse a la justicia.
"No se ha comprobado que Víctor Aritomi, Rosa Fujimori y Myriam Aritomi contaban con capacidad o solvencia económica para manejar elevadas cantidades de dinero en el sistema financiero", señala el expediente judicial del caso que los Fujimori creían que se había extinguido. Por el contrario, la búsqueda de las cuentas secretas de la familia del ex mandatario Fujimori recién empieza.
Para las autoridades judiciales, el origen del dinero que trajinaron Víctor Aritomi, Rosa Fujimori y Myriam Aritomi serían fondos desviados de las donaciones japonesas a la organización gubernamental de la familia Fujimori, Apenkai. No es una mera especulación.
El 23 de marzo del 2000, Víctor, Rosa y Myriam recibieron US$ 30 mil de una cuenta de Apenkai en el Standard Chartered Bank, de Miami. Y el 11 de julio del mismo, otra vez Apenkai dispuso transferir US$ 20 mil 725 a la cuenta de los tres en el Banco do Brasil, en Tokio.
Supuestamente el dinero era para los niños pobres del Perú, pero terminaban en las cuentas de la familia Fujimori.
LAS PRINCIPALES TRANSFERENCIAS SOSPECHOSAS
16.04.1996: Rosa Fujimori desde el Banco do Brasil, en Tokio, transfiere US$ 91 mil 322 a su hija Myriam Aritomi Fujimori, en el Banco de Crédito del Perú.
11.09.1998: Rosa Fujimori despacha US$ 13 mil 120 a la cuenta de Rodolfo Reátegui Rodríguez en el First Union National Bank of Florida, en Miami. Se trataría del ex edecán de Fujimori.
01. 04.1996: Víctor Aritomi remite US$ 14 mil 997 de su cuenta en el Banco do Brasil, en Tokio, a la cuenta mancomunada de su esposa Rosa y su hija en el NBK Bank, de Lima.
01.08.1996: Aritomi transfiere US$ 50 mil a la cuenta de su cónyuge e hija en el NBK Bank.
03.03.1997: Rosa Fujimori dispone desde Japón la transferencia de US$ 50 mil a la cuenta con su hija Myriam en el NBK Bank.
13.01.1999: Un remitente hasta el momento desconocido transfiere desde el Swiss Bank Corporation
US$ 174 mil 721 a favor de Rosa Fujimori.
14.01.1999: Rosa Fujimori se transfiere a sí misma del Banco do Brasil al NBK Bank US$ 119 mil 731.
07.12.1998: Víctor Aritomi y Rosa Fujimori transfieren US$ 327 mil 627 que tenían en el NBK Bank a una cuenta mancomunada en el Banco do Brasil, en Tokio.
22.06.1999: Víctor Aritomi y Rosa Fujimori remiten desde el NBK Bank de Lima US$ 80 mil 029 a la cuenta de Rosa en el banco UBS de Stamford, Nueva York.
EN CIFRAS
1.057.272 de dólares en transferencias hizo Víctor Aritomi entre 1990 y 2000.
1.457.660 obtuvo Aritomi en el mismo periodo como sueldo de embajador en Japón.

10 años como embajador en Japón cumplió Aritomi en el gobierno de su cuñado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario