domingo, 28 de diciembre de 2014

PRONUNCIAMIENTO DE LA JUVENTUD NACIONALISTA


COMUNICADO DE LOS MILITANTES DE LA JUVENTUD NACIONALISTA DONDE SE PRONUNCIAN POR "LA DEROGACION DEL REGIMEN LABORAL JUVENIL, LA DEFENSA DE LOS DERECHOS DE LAS JUVENTUDES Y NUESTRA REAFIRMACION POR EL PROYECTO NACIONALISTA PRIMIGENIO"
Los militantes de la Juventud Nacionalista nos pronunciamos:
“Por la derogación del Régimen Laboral Juvenil, la defensa de los derechos de las juventudes y nuestra reafirmación por el Proyecto Nacionalista primigenio”
Ante el debate nacional suscitado por la aprobación de la llamada #LeyPulpin, Ley N°30288, que supuestamente promueve el acceso de jóvenes al mercado laboral y a una protección social, los militantes de la Juventud Nacionalista nos pronunciamos:
1. Reconocemos que el objeto de la ley es reducir la informalidad laboral, ya que esta alcanza el 84,7%(OIT) en los jóvenes, por lo que es imperativo promover la inclusión de los jóvenes al sistema laboral. Sin embargo, los jóvenes ven recortados sus derechos ya que el nuevo régimen laboral reducirá sus vacaciones a 15 días y los privará de compensación por tiempo de servicios (CTS), gratificaciones, asignación familiar, seguro de vida y utilidades laborales. Considerando que la ley fue presentada por el Poder Ejecutivo sin la explicación y consulta a la juventud peruana, ni a las organizaciones e instituciones que la representan, es totalmente justificado el rechazo a este nuevo régimen. Por lo que respaldamos las diversas manifestaciones sociales de legítima protesta pacífica, porque los orígenes de nuestro nacionalismo fueron dentro del movimiento social.
2. Nosotros, como nacionalistas consecuentes, defendemos los derechos laborales que se contemplan en el Capítulo 7 de nuestro Programa Máximo, "La Gran Transformación": "Políticas sociales, Derechos Humanos, Seguridad Ciudadana y Paz Social". Asimismo, nuestro Programa Mínimo, la “Hoja de Ruta”, establece en su punto F políticas de empleo de calidad y derechos laborales. Por lo tanto, rechazamos este régimen que, con el pretexto de la “reactivación económica” a través de los denominados “paquetazos”, es contrario a la esencia del Proyecto y no se alinea a la propuesta nacionalista que fue respaldada por la mayoría del electorado.
3. Es deber nuestro señalar que la Juventud Nacionalista no se siente representada política, programática, ni ideológicamente, por un reducido grupo de jóvenes llamados “nacionalistas” que días atrás se pronunciaron en el Congreso de la República a favor de este nuevo régimen laboral, desconociendo la organicidad de la Juventud Nacionalista y desoyendo el descontento popular expresado en las calles.
4. Es indignante que el fujimorismo (Fuerza Popular), el aprismo (APRA), el toledismo (Perú Posible), el pepecismo (PPC) y el estadounidense Pedro Pablo Kuczynski (PPK), ahora pidan la derogación de la ley, cuando fueron sus bancadas las que votaron a favor, reflejando el oportunismo electorero en una supuesta defensa de derechos laborales que no defendieron en sus respectivos gobiernos. Los jóvenes no nos dejamos engañar.
5. Frente a esta situación los militantes de la Juventud Nacionalista exigimos y proponemos:
a. La Derogatoria inmediata del nuevo Régimen Laboral Juvenil, contemplado en la Ley N°30288.
b. Un amplio dialogo y debate a nivel nacional con la participación de las organizaciones e instituciones representativas de la Juventud, para conocer sus demandas laborales y necesidades en educación, salud y demás derechos sociales, con el objetivo de que estas sean atendidas y garantizadas por el Estado.
c. La creación del Ministerio de la Juventud al Bicentenario, propuesto por la diversidad de organizaciones juveniles en el IV Congreso Nacional de Juventudes, realizado este año en Ayacucho.
d. Fortalecer los programas sociales dirigidos a los jóvenes, tales como Jóvenes a la obra y Beca 18, que sí han mostrado ser instrumentos de inclusión social.
e. El fortalecimiento del sistema de fiscalización laboral y la aprobación de la Ley General del Trabajo, que ha sido postergada por muchas décadas y es necesaria para unificar la excesiva cantidad de regímenes laborales en la perspectiva de garantizar trabajo decente.
Finalmente, los jóvenes militantes del verdadero nacionalismo, nos reafirmamos con el Proyecto Nacionalista original, el programa de La Gran Transformación, y nuestra doctrina ideológica, asumiendo nuestro compromiso con las luchas sociales y hacemos un llamado a la más amplia unidad de todas fuerzas populares para transformar el Estado y afirmar la nación en democracia y plenos derechos.
“Por la reafirmación de los sueños genuinos del Proyecto Nacionalista primigenio y el valor de la Juventud, seguimos en la lucha”
Lima, jueves 25 de diciembre de 2014
DIFUNDIR

No hay comentarios:

Publicar un comentario