miércoles, 5 de noviembre de 2014

EL SUPERAMIGO DE LA PAREJA PRESIDENCIAL


Johnny Montalvo
Martín Belaunde Lossio estudió junto a Nadine Heredia en la Universidad de Lima, y sería por entonces que nace su vinculación con la actual Primera Dama. Posteriormente, Martín Belaunde formará parte del comando de campaña de Ollanta Humala en las elecciones del 2006, donde también será uno de sus principales aportantes (con S/. 265,000). Durante los años 2006 al 2011, Martín Belaunde pagó a Nadine Heredia US$ 30 mil, por ser consultora de una de sus empresas, Soluciones Capilares. La relación de Martín Belaunde con la Primera Dama ha sido tan estrecha, que su propio padre, Arturo Belaunde le pagó a Nadine Heredia US$ 50 mil por estudios y consultorías. Estos pagos en realidad significarían un “aporte” al estilo de vida costoso de la pareja presidencial antes de que llegara al poder. Pero nada es gratis en la vida. Y Martín Belaunde, como todo empresario que “financia” una campaña electoral, esperaría el triunfo de Humala para poder cobrarle la Factura de toda esa “ayuda” que prestó a la pareja presidencial en tiempos de “vacas flacas”.
Cabe resaltar que el vínculo de Martín Belaunde con Nadine Heredia, apenas llegados al poder los nacionalistas, se vería reforzado casi de inmediato, puesto que Roxana Altuna, su expareja y madre de uno de sus hijos, se convertiría desde el año 2011 en la principal asesora de prensa de la Primera Dama, con un sueldo de 12 mil soles mensuales. Asimismo, es necesario señalar que una de las pruebas más resaltantes del vínculo de la pareja presidencial con Martín Belaunde lo constituyen las propias palabras del presidente Humala cuando señaló ante los medios que le dolía “la situación que pasaba” su amigo Martín Belaunde y pidió a la prensa “tratar el tema con mayor prudencia”, cuando se descubrió que Martín Belaunde integraba la cúpula de la organización criminal del expresidente regional de Ancash, César Álvarez. Es decir, el propio presidente de la República pidió desde un inicio de las investigaciones contra el hoy prófugo de la justicia que se le tratara de una manera “especial” por decir lo menos. Después de todo lo dicho hasta aquí resulta muy claro que Martín Belaunde era un “superamigo” de la pareja presidencial hasta el día en que cayó en desgracia por el caso de “La Centralita” (centro de chuponeo telefónico en Ancash).
PERO EL SUPERAMIGO DE LA PAREJA PRESIDENCIAL SIGUE DANDO QUE HABLAR.
Un informe de Cuarto Poder ha permitido conocer que el prófugo empresario habría aprovechado su cercanía al gobierno para hacer pingues negocios, según algunos correos electrónicos difundidos se demostraría que Martín Belaunde estaría vinculado a empresas que se adjudicaron millonarias obras durante el gobierno del Presidente que prometió “honestidad para hacer la diferencia”. Dicho informe demostraría que Martín Belaunde habría estado detrás de las operaciones de la empresa constructora Antalsis S.L. que ha ganado obras por S/. 150 millones desde que comenzara sus operaciones en Perú en el 2011. Del mismo modo, quedaría demostrado que Martín Belaunde utilizó a Carlos Fuyikawa García, coordinador parlamentario del Ministerio de la Producción desde el inicio de la administración nacionalista, para intentar influir en decisiones del Congreso cuando Víctor Isla era su presidente. Los correos electrónicos demuestran el vínculo estrecho del superamigo de la pareja presidencial con varios congresistas del nacionalismo lo que hace pensar que toda la madeja recién comienza a desenrollarse.
Aunque Víctor Isla insulte al otrora amigo y financista de “fanfarrón” y aunque toda la bancada nacionalista niegue cualquier vínculo con el prófugo de la justicia Martín Belaunde; resulta sintomático que la señora Roxana Altuna haya tenido que renunciar a su cargo en la Dirección General de Bienestar y Acción Social del Despacho Presidencial. Roxana Altuna presentó su dimisión el sábado último, un día antes que el programa Cuarto Poder difundiera el Informe sobre los lobbies de su expareja y padre de su menor hijo. Si a esto sumamos las denuncias del ex asesor del congresista Abugattás, Jorge Paredes Terry, quién ha señalado que Martín Belaunde era el encargado de contactarse con los presidentes regionales y fue quien llevó ante Nadine Heredia al expresidente regional de Áncash, César Álvarez, se va configurando todo un panorama muy complicado para la pareja presidencial. Ante todo esto, resultan cómicas las declaraciones del presidente Ollanta Humala al pedir a sus simpatizantes que se pongan la “ropa de campaña”, dando así inicio a la campaña electoral del 2016. Por más popularidad que tenga Nadine Heredia, después de los escándalos de este gobierno ¿ALGUIEN EN SU SANO JUICIO VOTARÍA POR EL NACIONALISMO?
Lima, 03 de noviembre de 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario