martes, 11 de marzo de 2014

TRAS ESCÁNDALO, PABLO SECADA RENUNCIÓ A PRECANDIDATURA A LA ALCALDÍA DE LIMA

LOURDES PERDIO CANDIDATO
Las nuevas denuncias en su contra hicieron que Secada opte por renunciar a su aspiración electoral.
Se caía de maduro. El regidor metropolitano Pablo Secada hizo oficial su renuncia a la precandidatura a la alcaldía de Lima por el Partido Popular Cristiano (PPC), tras las nuevas denuncias en su contra por agresión a una mujer policía.
Anteriormente, se había hecho público que Secada también agredió a su actual pareja y a una exnovia, lo que originó una campaña en su contra. Incluso, en la interna del PPC. La gota que derramó el vaso fue la difusión de un video en donde se le aprecia insultándole a una suboficial de la Policía Nacional que lo detuvo por manejar su auto sin licencia de conducir y sin permiso para lunas polarizadas.
Aunque en un inicio tan solo se limitó a afirmar que su precandidatura estaba en evaluación y extender las disculpas por sus actos, fue el presidente del PPC, Raúl Castro Stagnaro, quien indicó que la intención electoral de Secada Elguera era inviable.
Finalmente, esta mañana, utilizando las redes sociales, las cuales se convirtieron en la plataforma para su campaña, anunció que renunciaba a la precandidatura a la alcaldía de Lima, aduciendo que sus propios errores fueron hábilmente utilizados por sus detractores para alejarlo de su intención de representar a su partido en los comicios ediles de octubre próximo.
Este es el mensaje compartido en su cuenta de Facebook:
Renuncio a mi precandidatura a la Municipalidad de Lima. Coinciden la gran mayoría de quienes me apoyan, incluyendo parte de mi familia.
Mis errores son míos. Han sido hábilmente enmarcados, distorsionados o exagerados, pero son de lo más míos.
Aunque errores personales, la forma sistemática en que los difundieron es una muestra del temor que motivó la precandidatura. También se han inventado otros errores. Esos se los devuelvo a sus autores.
En cuanto a aquellos que son mi plena responsabilidad, pido sinceramente disculpas públicas a quienes pudieran verse afectados por ellos. Principalmente a Claudia, la mujer que amo, que ha tenido el inmenso valor de acompañarme en esta tarea y con quien hemos emprendido el camino para reencontrarnos.
Sólo tengo palabras de agradecimiento por el apoyo de familiares, mentores, colegas, dirigentes de base y otros ciudadanos. Debo mencionar específicamente al Doctor Bedoya y Lourdes, más claros, jugados y aguerridos de lo que muchos reconocen o imaginan. Es un honor.
Me debo a ustedes, ahora más que nunca. Lima puede y debe ser una ciudad moderna. Una en la que muchos ni sueñan siquiera. Las mafias que con tanto entusiasmo se han preocupado en atacarme no concretarán ese sueño. Ni saben cómo, ni quieren hacerlo. Si no, ya lo habrían hecho.
Seguiré trabajando para avanzar juntos en esa dirección. Estoy seguro que otro PPCista asumirá el reto. Seguramente estaré con ella o él.
LAS PERLITAS DE PABLO SECADA
"No seas babosa", "No me da la gana", "Se va a acordar de mí hasta que se muera", "Yo te pago tu sueldo", "Usted es corrupta y yo no", "¿Por qué voy a respetar a una mujer?"... y más.
El redactor de esta nota debe confesar desde un inicio que, pese a los adelantos, no creía que lo registrado llegaría a tal nivel. Si la candidatura de Pablo Secada era hasta hace unas semanas la versión limeña de Titanic, hoy no es ni la maderita a la que se subió Rose. El engreído de Lourdes Flores, por decirlo en términos amigables, ya fue.
El programa DíaD difundió finalmente el video que muestra la agresión verbal del precandidato a la alcaldía de Lima y actual regidor a la suboficial María del Pilar Luna Better en el año 2012 tras una intervención. El contenido no merece mayor comentario pues habla por si solo y termina de pintar de cuerpo entero al que alguna vez pudo ser considerado una joven promesa en la política nacional. (Videos ATV)
Si debemos darle la razón en algo a Secada es solo en una cosa. Efectivamente, los hombres y mujeres debemos ser tratados con igualdad, pero eso supone mostrar respeto a ambos. No recurrir al insulto, a la ofensa, a la patanería. Ni con hombres, ni con mujeres, en eso consiste la igualdad. Y menos aún se debe perder los papeles cuando es uno el culpable de una falta y se encuentra frente a una autoridad.
Pero por si fuera poco, tras la emisión del reportaje Secada dio en vivo sus 'descargos', donde con una voz ya más calmada pidió perdón por los insultos, dijo que estaba mal y reconoció que se excedió, para casi de inmediato iniciar una recatafila de justificaciones para su actitud, alegando que intentaron coimearlo y le mentaron la madre. Algo que curiosamente no aparece en el atestado policial que da cuenta de los hechos
Si debemos darle la razón en algo a Secada es solo en una cosa. Efectivamente, los hombres y mujeres debemos ser tratados con igualdad, pero eso supone mostrar respeto a ambos. No recurrir al insulto, a la ofensa, a la patanería. Ni con hombres, ni con mujeres, en eso consiste la igualdad. Y menos aún se debe perder los papeles cuando es uno el culpable de una falta y se encuentra frente a una autoridad.
Pero por si fuera poco, tras la emisión del reportaje Secada dio en vivo sus 'descargos', donde con una voz ya más calmada pidió perdón por los insultos, dijo que estaba mal y reconoció que se excedió, para casi de inmediato iniciar una recatafila de justificaciones para su actitud, alegando que intentaron coimearlo y le mentaron la madre. Algo que curiosamente no aparece en el atestado policial que da cuenta de los hechos.
"Tengo de testigos a un abogado, mi esposa y mi papá", se defendió, e insistió en llevar casi toda la entrevista hacia el argumento de que él era una víctima más de la corrupción policial que 'según estadísticas' impera en nuestro país. Puede tener razón, pero, insistimos, eso no justifica una alteración como la que muestra el video. "En un país normal esos policías estarían presos", aseguró. "Y en un país como Estados Unidos, donde dices que has estudiado, haces lo que hiciste con esta policía y te vas preso también", respondió una Pamela Vértiz que no salía de su indignación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario