miércoles, 27 de agosto de 2014

CASTAÑEDA Y EL NARCOMUNICORE

La República
El escándalo Comunicore constituye una nueva alerta acerca de los avances del narcotráfico en su objetivo de copar las instituciones del país. Es, asimismo, una cruda radiografía de cuán densas son hoy las tramas de poder corrupto.
Comunicore es uno de los mayores escándalos de corrupción del país. Hasta aquí se trataba de la utilización delincuencial de los recursos de la Municipalidad de Lima para un negociado de decenas de millones de soles que comprometía a la plana mayor de la MLM presidida por Luis Castañeda Lossio.
Desde que se desató el escándalo Castañeda buscó impedir que lo investigaran, lo cual consiguió a través de una acción de amparo acogida por el Tribunal Constitucional en la que Carlos Mesía Ramírez jugó un papel destacado. A pesar del tiempo transcurrido, hasta ahora no hay una sola persona sancionada por este caso.
Una denuncia publicada en la revista Poder, basada en un informe de la Unidad de Inteligencia Financiera UIF de la Superintendencia de Banca y Seguros, ha dado un nuevo giro al escándalo. El informe afirma que el negociado de Comunicore fue una operación de lavado activos procedentes del narcotráfico. En él juega un papel fundamental el narcotraficante Alex Montoya Agüero. Ya en marzo del 2013, Miguel Gutiérrez denunciaba desde La República que los analistas de inteligencia de la policía antidrogas manejaban la hipótesis de que Montoya Agüero habría sido el operador de la mafia colombiana en el Perú, para el lavado de millones de dólares.
Alex Montoya Agüero comenzó en Lima como un modesto cambista de dólares, para luego aparecer desde el 2004 como el financista de varias empresas en las cuales figuraba como propietario Miguel Garro. Montoya Agüero y Garro se conocían desde el colegio. Garro era gerente de Relima, la empresa cuya acreencia a la municipalidad desencadenó el negociado Comunicore. Desde el 2009 Alex Montoya Agüero pasó a la condición de prófugo, luego de que le descubrieran un cargamento de 3,900 kg de cocaína.
El informe de la UIF señala que entre 2007 y 2009 funcionarios de confianza y asesores de Luis Castañeda Lossio figuraron en varias empresas de Garro. Rosa María Palacios señala que en sus empresas y negocios aparecen además nombres como el del prófugo (por el caso La Centralita, de Áncash) Martín Belaúnde Lossio y su hermano Arturo, ambos primos de Luis Castañera Lossio, y el del cuñado de Castañeda, José Pinillos Broggi, que figura como director de Comunicore.
Aunque luego de desatado el escándalo Castañeda Lossio dispuso realizar una investigación, la encargada de ejecutarla, Patricia Juárez –hoy candidata a teniente alcaldesa en la lista de Castañeda Lossio y su sucesora si este se ve obligado a renunciar–, hizo un remedo de investigación, que no encontró ningún responsable
Como señala el blog Desde el Tercer Piso, ex funcionarios investigados por lavado de activos en el caso Comunicore, como Juan Blest, Ángel Pérez Rodas y Ulises Merino Rojas, han tenido relación directa con Solidaridad Nacional y han sido sus aportantes. Habría que añadir que han acompañado a Castañeda Lossio como sus gerentes en los distintos cargos que este ha desempeñado desde inicios de los 80. Por eso es inverosímil que Castañeda Lossio no estuviera enterado de lo que sucedía, como pretende. Todos fueron mantenidos en sus cargos hasta el final de su administración.
Blest es señalado como el que filtró la información clave para montar el negociado Comunicore.
El informe de la UIF no fue incluido por el Ministerio Público en la resolución fiscal de octubre de 2012, cuando se buscaba incorporar al narcotraficante Montoya Agüero en el mismo proceso que se le seguía a Castañeda Lossio. El fiscal a cargo de la investigación, Mateo Castañeda Segovia, ha afirmado que no le enviaron ese informe, lo cual es desmentido por la  UIF. Castañeda Segovia renunció después al Ministerio Público y terminó convertido en abogado de Luis Castañeda Lossio, defendiéndolo precisamente en el caso Comunicore.
Carlos Mesía, que como integrante del Tribunal Constitucional eximió a Castañeda Lossio del caso Comunicore, estuvo entre los magistrados que provocaron en mayo de este año un conflicto constitucional con el Consejo Nacional de la Magistratura, al pretender nombrar, invadiendo funciones que no le correspondía, a Mateo Castañeda Segovia como fiscal supremo. Mesía fue nombrado recientemente, a pedido de Solidaridad Nacional, abogado defensor de Carlos Burgos, el alcalde de San Juan de Lurigancho cercano a Castañeda, en su fallido intento de quedarse en la carrera electoral mediante una acción de amparo.
SE DEBE DETENER EL CÁNCER ANTES DE QUE SE PROPAGUE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario