domingo, 27 de julio de 2014

ESTA ES LA INVESTIGACIÓN SOBRE RODOLFO ORELLANA QUE EL APRA NO QUIERE QUE LEAS

Esta es la investigación sobre Rodolfo Orellana que el APRA no quiere que leas
* Investigación de la revista Poder resumida por el portal web Utero.pe
Ernesto Cabral
De Utero.pe
Todo el mundo ya sabe que el hermano de Velásquez Quesquén está metido en un lío. Pero la investigación que vamos  a  presentar, realizada por el periodista Christopher Acosta para la revista Poder, es mucho más grande. Revela –probablemente– una organización delictiva enquistada en el Estado durante el gobierno aprista.
Resulta que dos de los programas más publicitados del segundo gobierno de Alan García sirvieron casi exclusivamente para que Orellana desfalque por millones al Estado peruano. ¿Te parece que exageramos? Vamos a ir paso  a paso  con esta investigación que desnuda a los  (casos)  colegios emblemáticos y “Agua para Todos”.
Volvamos al segundo gobierno de Alan García; específicamente: enero de 2009.
1. Ministro aprista José Chang crea las condiciones perfectas
En esa fecha, José Antonio Chang –por entonces ministro de Educación– fue parte de la creación del programa aprista de remodelación de los “colegios emblemáticos”. En esta iniciativa, establecida a partir de un decreto de urgencia, Chang autorizaba al ministerio hacer contrataciones directas.
Por cierto, este decreto podría valerles una denuncia constitucional al expresidente Alan García y al propio exministro de Educación. Pero continuemos con la historia. En octubre de 2010, el MINEDU le otorgó la buena pro sin concurso público (gracias, decreto) al consorcio Clorinda Matto de Turner para remodelar y equipar un colegio cuzqueño  cusqueño  del mismo nombre. En este punto, la historia se pone interesante.
2. Los niños terminaron estudiando en la calle
El consorcio ganador estaba conformado por las empresas Sansón S.R. L. y Chung & Tong Ingenieros. Tenían un plazo de 300 días para acabar las obras y recibirían más de 31 millones de soles. Una vez ganada la buena pro, la empresa Sansón solicitó un adelanto de más de seis millones para iniciar las operaciones.
Sin embargo, la constructora dejó inconclusa la obra. Como indica la investigación de Poder, esto obligó a que cientos de escolares llevaran clases en colegios aledaños. ¿Por qué el Ministerio de Educación aceptó dar un adelanto? ¿Qué documentos presentaron? ¿Quién estaba detrás de todo esto?
3. El viejo truco de las cartas fianza de Orellana
Para poder ganar un concurso con el Estado, las empresas necesitan demostrar que son solventes. Una forma que tienen es presentar una carta fianza, que sirve como garantía. En el caso que estamos viendo, el consorcio adjuntó una carta fianza de Coopex, la cooperativa de Orellana acusada de estafar al Estado por más de 56 millones de soles. El ministerio la aceptó a pesar de que la cooperativa no contaba con autorización de la SBS.
Coincidencias de la vida: menos de un mes después de ganar la buena pro, y antes de que se hiciera humo, la constructora Sansón giró un cheque a favor de Coopex por seis millones de soles (ojo: casi el mismo monto que le habían adelanto adelantado). El Estado nunca recuperó el dinero que otorgó a la constructora.
Todo no acaba ahí. Ese mismo día, se giraba otro cheque. Alguien relacionado con el gobierno aprista era el beneficiado.
4. Constructora pagó más de 180 mil soles al hermano de Velásquez Quesquén
Según revela la investigación, el 12 de noviembre del  de  2010, una de las empresas del consorcio giró un cheque por 183 mil soles (exactamente el 3% del adelanto que obtuvo). ¿Quién era el beneficiario? Nada menos que el hermano de Velásquez Quesquén, quien por ese entonces acababa de dejar el cargo de primer ministro.
Es decir, menos de un mes después de recibir un adelanto y abandonar la obra, giraron un dineral al hermano del hombre fuerte del Gobierno que aprobó su contratación sin concurso público. ¿Así o más claro? Velásquez Quesquén se ha desvinculado de las actividades económicas de su hermano y aseguró no conocer a Orellana.
Sin embargo, no ha respondido por las acusaciones que se le hacen a Rodolfo Reyna Salinas de ser socio de Rodolfo Orellana. Este señor es hombre de confianza de Velásquez Quesquén: ha sido jefe del gabinete de asesores en la PCM cuando el congresista era primer ministro y actualmente es su asesor en el Congreso.
Si hasta aquí todo les parece muy raro, agárrense: este solo es uno de vaarios casos.
5. La gran estafa de Agua para Todos
Si todo lo que han leído arriba les parece alucinante, agárrense. Es solo, como ya mencionamos, uno de los tantos casos. El mismo accionar de Coopex ocurrió con otro de los programas emblemáticos del segundo gobierno aprista: Agua para Todos. De hecho, la mayor cantidad de obras que usaron cartas fianzas de Coopex fueron financiadas por este programa entre 2008 y 2011.
La investigación revela que Agua para Todos se ejecutó durante dos años sin manual de supervisión; y cuando este ya estuvo aprobado, tampoco se cumplió. En total, el ministeriosólo  solo  fiscalizó el 3.3% del número de proyectos que financió. Pero la situación real del programa es impresionante: la revista Poder asegura que un buen número de obras, para las cuales el Ministerio de Vivienda transfirió recursos, ahora se encuentran inservibles.
La revista misma viajó hasta Loreto, Huánuco y Tacna, donde comprobó que las obras de Agua para Todos no sirven para nada. Y adivinen: todas esas utilizaron cartas fianzas de Coopex. Como ven, la cooperativa de Orellana tiene un mismo modo de operación: ayuda a empresas constructoras a ganar procesos de licitación emitiendo fraudulentas cartas -finanzas fianza. Cuando la empresa es elegida, pide un adelanto y desaparece. Y ni bien el Estado intentaba ejecutar la carta fianza, Coopex se negaba a hacerla efectiva.
De esta forma, repetida en 18 de las 24 regiones del país, el brazo económico de Orellana ha protagonizado un desfalco millonario entre el 2008 y 2011. Se estima que Coopex giró más de 80 millones de soles en garantías. Sólo  Solo  entre los programas Agua para Todos y colegios emblemáticos, Coopex avaló cartas fianza por 50 millones de soles.
Lo más impresionante es que el OSCE – el organismo que supervisa las compras estatales –-no tiene idea de la magnitud de este desfalco que se hizo al Estado; aunque estamos hablando de decenas de millones de soles.
Esta ha sido la historia de la extraña relación entre el gobierno del doctor Alan García y Rodolfo Orellana. Ahora esperemos que la comisión investigadora del Congreso llegue al fondo de esta historia, que es mucho más grande que el hermano de Velásquez Quesquén.  Así que si yo fuera ustedes, estaría corriendo a leer el reportaje completo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario